Servicio Emocional

Saludos apreciados amigos. Cada día adquiere más relevancia la relación emocional entre el servicio que prestamos y los consumidores o entre las fuerzas de ventas y sus clientes.

Es totalmente lógico, porque es un tejido sensorial entre seres humanos.

Servicio Emocional

Un equipo de neuro-científicos dirigidos por la doctora argentina, Verónica Álvarez, investigó y descubrió unos mecanismos cerebrales que fortalecen las sinapsis o uniones de neuronas.

Cuando una persona es bien atendida se siente valorada, sobre todo cuando la persona es atendida con generosidad.

En la actitud de quien presta el servicio, el consumidor actual es muy sensible y eso hace más vulnerable al negocio y aumenta el riesgo de perder un cliente.

El estudio demostró como una actitud y ambiente favorable al cerebro aprende a escoger tiendas, restaurantes, transportes. lo que le agrada más, lo vuelven adicto a esos sitios.

La investigación descubrió que hay un circuito en el cerebro que influye en la gratificación; eso era desconocido hasta ahora.

El sentirse bien en un lugar donde le agrada el trato que le da el personal, hace que visiten con fidelidad esas tiendas, eligen productos, disfrutan de un transporte en particular por la conexión emocional que establecen con el personal, o del ambiente que encuentran en las tiendas. O sea, se repiten las experiencias que resultan gratas.

La investigación descubrió que además el mecanismo que libera dopamina el cerebro contribuye a que se graben y se repitan porque sabe que va a haber una recompensa emocional.

Otro descubrimiento de este estudio es que este mecanismo cerebral es clave en el procesamiento emocional y de la motivación.

El cerebro está esperando una recompensa, o sea, el cerebro percibe y aprende cómo repetir situaciones gratificantes.

La calidad y la excelencia del servicio que prestemos fortalecen la salud del consumidor, esto es estupendo.

La comprensión que tengamos hacia los consumidores fortalece la conectividad emocional

Todo nuestro servicio tiene que ser una inspiración franca, con agrado, con deseos de excelencia. Tenemos que ser un modelo.

Que nuestro objetivo diario sea evitar sentimientos o emociones incómodas, que puedan lastimar al consumidor y perdamos la valiosa fidelidad de nuestro cliente tan necesario en nuestros tiempos.

En nuestras manos está crear una epidemia de clientes agradecidos por la excelencia del servicio recibido y que se convierta en una adicción de fidelidad.

Tomado de una conferencia de la Unión Euro Científica de Verónica Álvarez.

Aristóteles nos recuerda, somos lo que hacemos día a día, de modo que la excelencia no es un acto, es un hábito.

Tenemos que fortalecer cada día el tejido emocional con nuestros clientes, eso nos hace más fuertes.

Autor: Pedro Cárdenas (Consultor)

Email: cardenaspedro25@yahoo.com

Pedro Cárdenas
Pedro Cárdenas

Consultor empresarial con más de 40 años de experiencia en materia de servicio al cliente. Puede ser contactado directamente por su email: cardenaspedro25@yahho.com o su teléfono y WhatsApp en Caracas, Venezuela +58.424.232.5217

Artículos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *