.st0{fill:#FFFFFF;}

10 Consejos de Seguridad contra incendio en el hogar 

 agosto 24, 2021

Por  Felipe Arguello538

La seguridad contra incendio en el hogar debe tomarse en cuenta para proteger nuestras casas ya que suelen ser una de las propiedades individuales más costosas que compramos a lo largo de nuestra vida.

No solo representan una inversión financiera significativa, sino que nuestra casa es una gran inversión emocional. Son los lugares donde criamos a nuestras familias y celebramos nuestras vidas.

Nuestros hogares son nuestro refugio de un mundo ajetreado, un lugar seguro donde vivimos, amamos y crecemos juntos.

Sin embargo, solo en los EE. UU. hay más de 500,000 incendios residenciales cada año que son lo suficientemente graves como para requerir una llamada al departamento de bomberos.

Peor aún, cada año más de 4,000 estadounidenses mueren en incendios domésticos y aproximadamente 20,000 resultan heridos. Ciertamente, las estadísticas son trágicas, pero igualmente trágicas es que la gran mayoría de estos incendios y las lesiones y muertes relacionadas se pueden prevenir.

Diez consejos principales para la seguridad contra incendio en el hogar

1. Instale detectores de humo

La compra más importante que puede hacer para su hogar son los detectores de humo. Las alarmas de humo que funcionan pueden duplicar sus posibilidades de sobrevivir a un incendio. La mayoría de las muertes que ocurren en incendios domésticos no se deben al fuego, sino al humo. Los hogares deben tener al menos una alarma de humo en cada nivel. Para asegurarse de que ciertos detectores de humo sean completamente funcionales, deben probarse mensualmente, mantenerse libres de polvo y reemplazar las baterías anualmente. La alarma de humo en sí debe reemplazarse cada diez años, o según lo recomendado por el fabricante.

2. Planifique una ruta de escape

Plan de EscapeSi se produce un incendio, debe salir rápido. Ser despertado por una alarma de humo a las 2:00 am no es el momento para tener que pensar en cómo llevarlo a usted y a su familia a un lugar seguro. Debe planificar con anticipación sentándose con su familia y repasar un plan de escape que incluya al menos dos salidas de cada habitación. Si vive en un edificio de apartamentos, su plan de escape no debe incluir ascensores. Finalmente, cuando desarrolle su plan de escape, decida un lugar de reunión seguro al aire libre donde todos se reúnan después del escape. Su hogar debe practicar el plan de escape dos veces al año.

3. Tenga cuidado con el tabaquismo

La principal causa de muerte por incendios es el tabaquismo descuidado. Evite fumar en la cama y tenga mucho cuidado de que los ceniceros grandes estén disponibles para los fumadores en toda su casa. Los cigarrillos pueden arder debajo y alrededor de muebles tapizados sin ser notados solo para encenderse en un resplandor total minutos después.

4. Tenga cuidado al cocinar

Nunca deje su cocina desatendida. Además, tenga cuidado con los materiales inflamables como cortinas, paños de cocina o ropa holgada alrededor de las áreas de cocina. Para evitar derrames accidentales de aceite caliente o agua hirviendo, asegúrese de que los mangos de las ollas y sartenes estén hacia adentro en la estufa para que los niños no puedan golpearlos o agarrarlos. Si el aceite de cocinar en una sartén se incendia, cubra la sartén inmediatamente con una tapa. Bajo ninguna circunstancia debe verter agua sobre un fuego de grasa. Esto hará que el fuego salpique y se propague.

5. Espacio para calefactores portátiles

Ya sea que sean eléctricos, de queroseno o de algún otro combustible, los calefactores portátiles necesitan espacio. Deben mantenerse al menos a tres pies de distancia de cualquier cosa que pueda quemarse. Mantenga siempre a los niños y las mascotas alejados de los calentadores y nunca los deje desatendidos cuando salga de casa.

6. Fósforos, encendedores y niños no deben mezclarse

A los niños a menudo les fascina el fuego. Enséñele a sus hijos que los fósforos y los encendedores son herramientas, no juguetes, que nunca deben jugarse con ellos y que solo deben usarlos los adultos. Guarde todos los fósforos y encendedores donde los niños no puedan verlos ni alcanzarlos. Debido a que los niños son curiosos por naturaleza, no dude en revisar debajo de la cama de sus hijos, en los armarios y otros lugares donde puedan esconder fósforos o encendedores en sus habitaciones.

7. Use la electricidad con cuidado

Reemplace rápidamente los cables agrietados o deshilachados de los electrodomésticos. Si un electrodoméstico emite chispas, huele o humea, desenchúfelo inmediatamente y hágalo reparar o reemplazar. Una causa muy común de incendios eléctricos es el uso inadecuado de cables de extensión. Nunca coloque cables de extensión debajo de alfombras y nunca use un cable de extensión para sobrecargar un circuito. Solo un profesional capacitado debe reparar los disyuntores o las cajas de fusibles. Si se debe reemplazar un fusible, use solo el fusible del tamaño adecuado para ese circuito.

8. Manténgase agachado bajo el humo

Si debe escapar de un incendio, manténgase cerca del piso. El humo y los gases tóxicos se elevan y el aire cerca del piso es más limpio.

9. Deténgase, tírese y ruede

Si su ropa se incendia, ¡NO CORRA! Correr alimenta más aire a las llamas y hará que se propaguen más rápidamente. En cambio, deténgase donde está, tírese al suelo o al suelo, cúbrase la cara con las manos y ruede hasta que las llamas estén cubiertas. Si encuentra a una persona cuya ropa está en llamas, cúbrala con una manta, alfombra o abrigo y enróllela en el suelo.

10. Tratamiento de una quemadura

El mejor tratamiento rápido para las quemaduras menores es dejar correr agua fría sobre la quemadura durante 10 a 15 minutos. Esto enfriará la quemadura. Nunca use hielo en una quemadura. El uso de hielo en una quemadura puede dañar la piel o incluso provocar una congelación leve. Y contrariamente a lo que su abuela le haya dicho, no aplique mantequilla ni grasa a una quemadura. Evitará que el aire llegue a la quemadura. Si la piel se quema lo suficientemente grave como para causar ampollas o carbonización, busque atención médica de inmediato. Las quemaduras graves pueden infectarse fácilmente.

La prevención de incendios y lesiones relacionadas con incendios y la muerte no es cuestión de suerte. Se necesita planificación. Cada hogar debe tener un plan que incluya una lista de verificación de seguridad en el hogar, detectores de humo, un plan de escape y una auditoría de seguridad periódica. Haga de la protección de su familia, hogar y objetos de valor contra incendios una prioridad. Su vida puede depender de ello.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>