.st0{fill:#FFFFFF;}

Sistemas de Detección de Incendio Convencional Vs Direccionable 

 octubre 7, 2020

Por  Felipe Arguello689

Sistemas de Detección de Incendio Convencional o Direccionable, ¿ Cuál usar? Al instalar un nuevo sistema de alarma contra incendios o actualizar su sistema existente, comprender la diferencia entre los dos tipos principales de sistemas en el mercado hoy en día, los sistemas de detección de incendio convencionales y direccionables, puede tener un impacto significativo en los resultados de su empresa.

La principal diferencia entre ellos es cómo las señales de los dispositivos conectados se comunican con el panel de control principal. El costo es a menudo el factor principal al elegir un nuevo sistema de alarma contra incendios. Sin embargo, los costos iniciales pueden ser engañosos. La clave para elegir el mejor para su negocio es conocer las diferencias entre los dos y cómo esas diferencias afectan el costo de vida útil del sistema, así como la seguridad que brinda. Esta publicación explorará ambos tipos de sistemas y ofrecerá varios factores que debe considerar al elegir el mejor sistema para su negocio.

Sistema de Detección de Incendio  Convencional

Los sistemas convencionales están basados ​​en hardware y utilizan tecnología analógica. Los sistemas de alarma contra incendios convencionales se componen de zonas. Varios dispositivos, tanto de inicio como de notificación, forman una zona que se conecta al panel de control principal . Los sistemas convencionales son analógicos en el sentido de que utilizan corrientes eléctricas para comunicarse con el panel de control. Los dispositivos de inicio y notificación están diseñados para aumentar drásticamente la corriente en el circuito (la cantidad de electricidad que fluye a través de los cables) cada vez que las condiciones ambientales (calor o humo) en el área del sensor exceden un umbral predeterminado. Este cambio en la corriente se comunica al panel de control para activar la alarma.

Debido a que un sistema convencional se basa en circuitos individuales para comunicarse con el panel de control, la información que el panel puede recibir se limita al número de dispositivos que puede admitir. La información también es limitada en el sentido de que solo le dice al panel si un dispositivo ha sido activado o eliminado, no qué dispositivo o dónde.

Sistema de Detección de Incendio direccionable

En lugar de depender de los cambios en la corriente eléctrica que atraviesa un circuito en un sistema convencional, con un sistema direccionable, la tecnología digital transfiere información de los dispositivos conectados al panel de control principal como código binario: combinaciones de unos y ceros.

El código binario comienza como una señal analógica creada por variaciones de voltaje dentro del dispositivo de señalización. Con un dispositivo direccionable, hay una «mini computadora» que convierte estas variaciones en código binario. Dependiendo del dispositivo y los tipos de información que está diseñado para transmitir, un dispositivo direccionable puede transferir una amplia variedad de información crítica al panel de control en contraposición a la única señal de activación que proporcionan los sistemas convencionales.

Debido a que utilizan tecnología digital, los sistemas direccionables ofrecen una gama mucho más amplia en los tipos de información que el panel de control puede recibir de los dispositivos. Si bien todos los sistemas direccionables proporcionan la ubicación de todos los dispositivos del sistema al panel de control, los sistemas «direccionables analógicos» más nuevos proporcionan aún más información, como la cantidad de humo o calor que detecta el detector. Esta información permite que el panel de control tome decisiones “inteligentes” como cuándo o no entrar en modo de alarma.

El tipo de información más importante que transmiten los sistemas direccionables es exactamente dónde se está produciendo el incendio en un edificio. Debido a que la ubicación exacta de cada dispositivo en un sistema direccionable está programada, los bomberos saben antes de llegar con precisión en qué parte del edificio se está produciendo el incendio, lo que les permite responder más rápidamente a un incendio. Con un sistema convencional, a menos que la zona en la que se protege el sistema sea una única habitación, los bomberos deberán dispersarse para localizar el incendio.

Analógico versus digital

En el mundo digital actual, la gente suele pensar en los dispositivos o sistemas analógicos como tecnología pasada de moda o desactualizada. De hecho, los sistemas convencionales de alarma contra incendios existen desde hace mucho tiempo. Hoy en día, muchas empresas todavía los utilizan. Y, aunque ahora existen tecnologías más nuevas, los sistemas convencionales siguen siendo una buena opción en algunos entornos.

Los sistemas convencionales son altamente confiables, rentables y asequibles para edificios pequeños donde solo una o dos zonas podrían cubrir toda el área. Sin embargo, cada vez más pequeñas empresas están comenzando a considerar sistemas direccionables cuando llega el momento de reemplazar sus sistemas para obtener los beneficios adicionales que brinda la tecnología más nueva.

Si está considerando un nuevo sistema para su negocio, la clave para seleccionar el correcto es mirar más allá de los costos iniciales al evaluar el valor de vida útil del sistema. Hay otros costos asociados con cada tipo de sistema que pueden hacer que uno sea una mejor opción que el otro. Una mirada más cercana a algunas de las diferencias clave entre los sistemas convencionales y direccionables puede ayudarlo a tomar una decisión más informada al invertir en un nuevo sistema de alarma contra incendios.

Diferencias de cableado

Los sistemas de alarma direccionables conectan dispositivos mediante un bucle. Aquí es donde un cable conecta todos los dispositivos al panel de control. Ambos extremos del lazo de alambre se conectan al panel de control.

Con una alarma convencional, cada dispositivo se conectará al panel de control a través de su propio cable, en lugar de uno compartido. Un extremo del cable tocará el dispositivo y el otro tocará el panel de control.

Alarmas falsas

Las falsas alarmas son siempre una consideración importante al elegir un sistema de alarma contra incendios. Las falsas alarmas son caras para los departamentos de bomberos en términos de costos de combustible, desgaste del equipo de extinción de incendios, pérdida de tiempo y riesgo de colisión y lesiones al viajar al lugar. No es sorprendente que muchas jurisdicciones impongan ahora multas por falsas alarmas, que pueden acumularse rápidamente para una pequeña empresa.

Las falsas alarmas son mucho más comunes con los sistemas convencionales porque la acumulación de polvo y otros contaminantes en los sensores puede enviar señales falsas al panel de control. Estos pueden ser difíciles de evitar con los sistemas convencionales porque no hay forma de saber si la alarma es falsa hasta que los primeros en responder hayan llegado y hayan determinado, después de buscar físicamente el detector que disparó la alarma, que la contaminación fue la culpable.

Por el contrario, los dispositivos direccionables pueden enviar una variedad de información al panel de control, incluidas señales de problemas y alertas de mantenimiento. Con sistemas direccionables, el panel de alarma monitorea el nivel de sensibilidad de los detectores de humo para evitar la ocurrencia de falsas alarmas. También se puede ajustar la sensibilidad de los sensores en dispositivos direccionables. Además, los dispositivos direccionables brindan «compensación de deriva», la capacidad de distinguir entre cambios sutiles en el nivel de detección de humo que ocurren con el tiempo debido a la contaminación, como el polvo, y cambios rápidos resultantes de un incendio real.

Consideraciones de seguridad

Sin lugar a dudas, los sistemas direccionables brindan un mayor nivel de seguridad contra incendios porque permiten a los bomberos responder de manera más rápida y efectiva al identificar la ubicación exacta de un incendio en un edificio.

Hay un par de otras formas en que los sistemas direccionables pueden mejorar la seguridad contra incendios . Una es que, a diferencia de los sistemas convencionales que se limitan a la notificación de una alarma, los sistemas direccionables pueden combinar las señales de notificación, problemas y supervisión con mensajes de voz para proporcionar instrucciones o direcciones de evacuación a los ocupantes en caso de incendio.

El hecho de que los sistemas direccionables tengan menos falsas alarmas que los sistemas convencionales también puede ayudar a garantizar que las personas se tomen en serio todas las alarmas. Cuando las alarmas molestas se vuelven comunes, la gente comienza a ignorarlas, lo que puede tener consecuencias mortales en caso de un incendio real.

Fiabilidad

Un sistema direccionable es generalmente más confiable que un sistema convencional principalmente debido a cómo están conectados los diferentes sistemas. Con un sistema convencional, si el cable de un dispositivo está dañado o cortado, su señal y la señal de otros dispositivos en la línea no se pueden transmitir al panel de control.

Con un sistema direccionable, ambos extremos del cable se conectan al panel de control. Por lo tanto, si un extremo se daña o se corta, las señales aún pueden llegar al panel de control a través del otro extremo del lazo. En los sistemas direccionables, un dispositivo se puede quitar o deshabilitar y no afectará a los otros dispositivos en el circuito.

Escalabilidad

Los sistemas direccionables proporcionan una gran flexibilidad en comparación con los sistemas convencionales. Si bien el número de dispositivos que puede acomodar cada sistema es determinante para el fabricante de los paneles de alarma, cada tipo de dispositivo agregado a un sistema convencional requiere un nuevo circuito.

Debido a que requieren menos cables, un panel de control de alarma direccionable puede acomodar muchos más dispositivos que un sistema convencional. Pueden tener entre uno y 30 bucles, comúnmente conocido como circuito de línea de señalización (SLC), cada uno de los cuales puede monitorear y controlar varios cientos de dispositivos.  

Costos iniciales y mantenimiento continuo

El equipo requerido para los sistemas convencionales generalmente tiene un precio mucho más bajo que los sistemas direccionables, por lo que los sistemas convencionales siguen siendo una opción popular para las pequeñas empresas. Sin embargo, es aconsejable mirar más allá de los costos iniciales.

Incluso para edificios pequeños, los costos iniciales más bajos para comprar el equipo necesario para un sistema convencional a menudo se compensan con costos de instalación más altos. Recuerde que los sistemas convencionales requieren un solo circuito para cada zona, uno que puede conducir a un cableado mucho más complejo que un sistema direccionable en el que todos los dispositivos están conectados en un solo lazo. Este aumento en la complejidad no solo aumenta el costo de instalación, sino que también presenta un mayor riesgo de error humano.

Si bien ambos tipos de sistemas requieren inspecciones y pruebas periódicas, la resolución de problemas y el mantenimiento son más fáciles y menos costosos con los sistemas direccionables. Con zonas cableadas de forma independiente en un sistema convencional, cada dispositivo debe comprobarse por separado para encontrar el dispositivo problemático. Los dispositivos direccionables pueden enviar alertas de mantenimiento y señales de problemas al panel de control para agilizar la búsqueda de dispositivos problemáticos y su reparación o reemplazo.

¿Cuál es el mejor sistema de alarma contra incendios para su negocio?

Si bien puede parecer obvio en este punto que un sistema direccionable ofrece un diseño mejor y más rentable, el hecho es que no todas las empresas tienen el presupuesto para tal sistema. El mejor consejo es ponerse en contacto con una empresa instaladora  de sistemas de detección de incendio con experiencia comprobada en su localidad.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>