América Latina epicentro del cibercrimen 2023

El cibercrimen en América Latina para el año 2023: una amenaza real que afecta a empresas y gobiernos. ¡Infórmate sobre esta creciente problemática en Infotécnico!

El cibercrimen pueden parecer una amenaza lejana reservada para grandes corporaciones o agencias gubernamentales.

Pero a medida que la conectividad impregna la sociedad, el cibercrimen se ha convertido en una epidemia global que afecta a organizaciones de todos los tamaños. Y en 2023, América Latina se encuentra en el epicentro de este peligro creciente.

El reciente informe «Panorama de amenazas Latinoamérica 2023» de Kaspersky Lab revela un alarmante aumento de las ciberamenazas en los países de América Latina.

El ransomware, los ataques de phishing y el malware ahora ponen en peligro a empresas y ciudadanos por igual. Como advierten los expertos de Kaspersky, nadie está a salvo de la creciente marea del cibercrimen.

Esto plantea la pregunta: ¿cómo se convirtió América Latina en el nuevo patio de recreo de los hackers?

Más importante aún, ¿qué significa esto para las empresas y las personas de la región?

Al examinar las fuerzas impulsoras detrás de la crisis de ciberseguridad de América Latina, podemos comprender las implicaciones para las empresas y los ciudadanos en 2023 y posteriores.

La tormenta perfecta: factores que alimentan el aumento del cibercrimen en América Latina

Una «tormenta perfecta» de condiciones ha puesto a América Latina en la mira de los cibercriminales más sofisticados del mundo. Varios factores clave crearon el entorno ideal para una explosión de hacking y fraude en línea en toda la región:

1. Transformación digital sin bases de seguridad

Al igual que muchos mercados emergentes, los países de América Latina han digitalizado rápidamente sus economías y su vida cotidiana. Pero esta carrera desenfrenada hacia lo digital dejó la ciberseguridad como un después pensamiento. Muchas organizaciones adoptaron nuevas tecnologías sin implementar controles de seguridad básicos como la autenticación multifactor o el cifrado de datos. Esto ha dejado datos comerciales y de clientes confidenciales peligrosamente expuestos.

2. Economías centradas en el efectivo

La mayoría de las naciones de América Latina dependen predominantemente de las transacciones en efectivo. Pero a medida que los pagos digitales ganan impulso, los consumidores y las empresas se convierten en objetivos principales para los defraudadores. Transferir dinero en línea o almacenar información de pago en sitios web puede proporcionar a los cibercriminales un acceso fácil para robar fondos.

3. Legislación débil contra el cibercrimen

Leyes y aplicación laxas otorgan a los cibercriminales la ventaja en toda América Latina. Pocos países cuentan con marcos legales modernos o agencias de ciberseguridad dedicadas para contrarrestar el hacking. Los delincuentes operan libremente con poco temor a las consecuencias.

4. Inversión limitada en ciberseguridad

Tanto el sector público como el privado han invertido crónicamente muy poco en defensas cibernéticas. Muchas organizaciones carecen de recursos o conocimientos para implementar controles de seguridad robustos. Esta negligencia entrega enormes ventajas a los hackers que explotan las vulnerabilidades para obtener ganancias y provocar interrupciones.

Este nexo de factores ha creado oportunidades lucrativas para que los delincuentes ataquen el creciente panorama digital de la región. Todas las señales de una ciberseguridad débil hacen que las empresas y residentes latinoamericanos sean blancos fáciles.

Preparándose para el impacto: cómo se ven afectados los latinoamericanos

Con las amenazas cibernéticas en aumento, ¿cómo se ven afectados exactamente los ciudadanos y las empresas latinoamericanas en 2023 y posteriores? Comprender los efectos del mundo real es fundamental para mejorar las defensas antes de que sea demasiado tarde.

Un resumen del reporte de Karspersky para América Latina sería:

Panorama de amenazas America Latina 2023

  • El informe de amenazas de Kaspersky para América Latina en 2023 muestra un aumento significativo en los ataques cibernéticos en la región.
  • Se ha registrado un aumento del 617, % en los ataques de malware contra computadoras y dispositivos móviles.
  • Los intentos de ataques de phishing aumentaron en un 50 %, lo que equivale a 5 ataques por minuto.
  • Los sectores más afectados son el gobierno, las finanzas y los usuarios de Internet.
  • La actividad delictiva se atribuye al reinicio de la actividad económica después de la pandemia y al uso de la inteligencia artificial para crear contenido fraudulento.
  • Se registraron 286 millones de bloqueos de intentos de phishing en los últimos 12 meses.
  • Brasil es el país más afectado, seguido de México, Perú, Colombia, Ecuador, Chile y Argentina.
  • El phishing se dirige principalmente a datos financieros, seguido de medios de pago, servicios financieros y criptomonedas.
  • Los ataques de troyanos bancarios aumentaron un 50 %, con 7.160 ataques diarios en América Latina.
  • Los troyanos brasileños son los más activos en esta categoría.
  • Kaspersky ofrece recomendaciones para protegerse contra estas amenazas, como descargar software solo de fuentes oficiales y tener un antivirus instalado.

Empresas: ganancias y productividad en la mira

Para las empresas latinoamericanas, las consecuencias del cibercrimen son especialmente graves:

  • Pérdida financiera – El ransomware y el fraude en línea privan a las empresas de fondos, con pérdidas promedio por empresa de más de US$100,000. Reconstruir sistemas y datos después de un ataque acumula costos masivos imprevistos.
  • Daño reputacional – Las violaciones de alto perfil erosionan la confianza de los clientes y empañan las marcas. Los precios de las acciones se desploman después de los incidentes cibernéticos. La seguridad deficiente perjudica la competitividad y el acceso a los mercados globales.
  • Interrupción operativa – El malware, el ransomware o los ataques DDoS detienen las operaciones comerciales. Los fabricantes pierden capacidad de producción. Los minoristas experimentan retrasos en las entregas y ventas perdidas. Los cortes de servicio enfurecen a los clientes.

A medida que prolifera el cibercrimen, las empresas latinoamericanas sufren una disminución de los ingresos y la competitividad. Las pequeñas empresas con recursos de seguridad limitados se ven especialmente afectadas. Las nuevas empresas también luchan por atraer inversiones cuando aumenta el riesgo cibernético.

Ciudadanos: privacidad y medios de vida bajo ataque

Hacker

Para los latinoamericanos comunes, el aumento del cibercrimen pone en peligro su privacidad, datos y seguridad financiera:

  • Fraude y robo de identidad – Las estafas de phishing y las violaciones de datos proporcionan a los defraudadores acceso a información personal. Se explotan las identidades, tarjetas de crédito y cuentas bancarias de los ciudadanos para robar fondos o cometer otros delitos.
  • Extorsión y acoso – El stalkerware y el spyware permiten a los abusadores rastrear y acosar a las víctimas digitalmente. Los delincuentes también extorsionan a personas amenazando con exponer o manipular sus datos personales.
  • Erosión de la confianza en los servicios digitales – A medida que se extienden las violaciones de privacidad y las estafas en línea, los ciudadanos pierden confianza en las nuevas tecnologías como la banca electrónica y el comercio electrónico que pueden mejorar su bienestar económico.

La inseguridad cibernética impide que los ciudadanos latinoamericanos accedan de manera segura a la economía digital. También erosiona su privacidad personal y el control sobre sus propios datos.

Los amplios impactos comerciales y sociales revelan cuán profundamente las amenazas cibernéticas ahora socavan las economías y comunidades latinoamericanas. Entonces, ¿cómo deberían responder las empresas y los gobiernos antes de que los delincuentes obtengan un control aún más firme?

¿Cómo le ha afectado el cibercrimen en América Latina? Comparta sus experiencias en los comentarios a continuación.

Contraatacando: protegiendo la frontera digital de América Latina

Con las ciberamenazas ahora arraigadas en toda América Latina, montar una respuesta efectiva es imperativo tanto para los ciudadanos, las empresas como para los gobiernos.

Si bien revertir la tendencia requerirá esfuerzos concertados a largo plazo, varias mejores prácticas brindan un punto de partida urgente:

Implementar la seguridad básica

Las organizaciones latinoamericanas deben volver a los fundamentos de la ciberseguridad: los controles y políticas fundamentales para salvaguardar sus datos y sistemas:

  • Priorizar la capacitación en concientización de seguridad para cambiar las mentalidades y comportamientos de los empleados. Enseñar al personal cómo identificar intentos de phishing, usar contraseñas fuertes y seguir procesos seguros de manejo de datos.
  • Instalar software antivirus y firewalls en todos los endpoints para detectar y bloquear malware y intentos de acceso no autorizados a la red.
  • Habilitar la autenticación multifactor en todas las cuentas, aplicaciones, VPN y otros puntos de acceso para autenticar a los usuarios y bloquear inicios de sesión fraudulentos.
  • Desarrollar planes claros de respuesta a incidentes cibernéticos para garantizar que las organizaciones puedan contener rápidamente los daños en caso de un ataque exitoso.

Estas precauciones esenciales son la primera línea de defensa contra amenazas comunes como el phishing y el malware. Todas las organizaciones latinoamericanas deben implementarlas de inmediato si aún no lo han hecho.

Aumentar la inversión en nuevas defensas

Las amenazas modernas requieren nuevas herramientas y equipos de seguridad sofisticados para contrarrestarlas. Las empresas latinoamericanas deben aumentar sustancialmente sus presupuestos de ciberseguridad. Las áreas clave de inversión incluyen:

  • Soluciones de detección y respuesta de endpoints (EDR) que monitorean constantemente las redes y los endpoints para detectar intrusiones y automatizar la respuesta.
  • Plataformas de seguridad de correo electrónico con análisis profundo para identificar estafas de phishing avanzadas.
  • Equipos de seguridad con profesionales certificados que detecten y caceen amenazas activamente dentro de las organizaciones.
  • Pruebas de penetración regulares para encontrar brechas de seguridad de manera proactiva antes de que los delincuentes lo hagan.
  • Cortafuegos web basados en la nube (WAF) para bloquear automáticamente los ataques dirigidos a sitios web y aplicaciones.

Si bien más costosas que las medidas básicas, defensas avanzadas como estas ofrecen la mejor protección contra técnicas modernas como la ingeniería social y la comprometida de la cadena de suministro.

Compartir inteligencia sobre amenazas

Los equipos de seguridad latinoamericanos a menudo defienden a sus organizaciones de forma aislada. Al compartir datos de amenazas con pares de la industria y autoridades, pueden obtener perspectivas colectivas para mejorar sus defensas y anticiparse a los esquemas emergentes.

La formación de grupos de seguridad de la industria y asociaciones público-privadas centradas en la colaboración de inteligencia sobre amenazas ayudará a América Latina a combatir las amenazas de manera más efectiva como región coordinada.

Promulgar leyes y aplicación más estrictas

Para combatir la alta impunidad del cibercrimen en la región, los países latinoamericanos requieren marcos legales estrictos junto con equipos dedicados de aplicación de la ley y duras sanciones.

Actualizar las leyes cibernéticas obsoletas para tener en cuenta las tácticas modernas es un primer paso crucial. Los gobiernos deben luego asignar recursos para unidades cibernéticas policiales, fiscales cibernéticos y equipos de respuesta a emergencias informáticas para perseguir activamente a los hackers y defraudadores en línea.

¿Cómo más pueden mejorar las empresas y los gobiernos latinoamericanos las defensas cibernéticas de la región? Por favor, comparta sus ideas a continuación.

El camino a seguir: trazar un curso más seguro

El informe de Kaspersky Lab subraya el desafío monumental que enfrentan las naciones latinoamericanas a medida que navegan por un panorama cibernético cada vez más peligroso.

Pero tomando medidas ahora y prestando atención a sus advertencias, las empresas y los gobiernos aún pueden alterar el rumbo de la región hacia una mayor resiliencia.

Los ciudadanos también tienen un papel importante que desempeñar al exigir estándares de ciberseguridad mejorados y adoptar hábitos informáticos más seguros.

Con colaboración y perseverancia, América Latina puede negarles a los oportunistas hackers las aberturas que buscan para infiltrarse en su floreciente futuro digital.

Pero no hay tiempo que perder. El panorama de amenazas solo se volverá más peligroso a partir de aquí.

Las empresas y autoridades deben invertir en defensas y cultivar fuerzas de trabajo y ciudadanos con conocimientos cibernéticos hoy. Los que duden arriesgan consecuencias profundas de reputación y finanzas, o peor.

El progreso logrado y las lecciones aprendidas por los adoptantes tempranos servirán como modelo para que otros sigan su ejemplo rápidamente.

Los esfuerzos unidos y proactivos de hoy rendirán frutos para la América Latina del mañana. Los ciberataques pueden ser inevitables, pero la interrupción y el caos generalizados no lo son.

Tomando la ofensiva contra el cibercrimen ahora, la región puede desarrollar resiliencia y prosperidad frente a lo que venga después.

Manténgase alerta contra las crecientes amenazas cibernéticas suscribiéndose a nuestro boletín a continuación. Juntos podemos construir una #AméricaLatinaSegura.

Comparte este Artículo:
Felipe Argüello
Felipe Argüello

Felipe Arguello es el fundador de Infoteknico. Es un reconocido ingeniero especializado en sistemas de seguridad electrónica con una trayectoria de más de 30 años. Con un enfoque multidisciplinario, respaldado por su educación en Ingeniería Civil, Ingeniería Eléctrica y Protección Contra Incendios, y con múltiples certificaciones profesionales, ha liderado la implementación de soluciones de seguridad integral de importantes corporaciones en más de 25 países de América y Europa.

Artículos: 1048

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *