.st0{fill:#FFFFFF;}

Certificación Europea de sensores múltiples para Incendio 

 diciembre 2, 2019

Por  Felipe Arguello236

La protección casi completa que ofrecen los sensores múltiples los convierte en una opción popular para los especificadores e instaladores. Aunque su capacidad para detectar múltiples fenómenos de incendio a la vez los hace menos propensos a falsas alarmas que otros dispositivos, esta capacidad avanzada ha generado confusión en torno a la certificación correcta que necesitan los sensores múltiples. 

Los dispositivos de seguridad de la vida, como detectores y balizas, deben ser lo más confiables posible. Si bien los fabricantes pueden afirmar que sus productos cumplen con los estándares acordados por la industria, la letra pequeña puede decir lo contrario y requerir el cumplimiento de una certificación más compleja. Para sensores múltiples, esto es de particular importancia.

Ante la constante innovación tecnológica, los multisensores han sido aclamados como una de las formas más avanzadas de detección de seguridad de la vida. Definido por BS 5839 como «un detector de incendios que monitorea más de un fenómeno físico y / o químico asociado con el fuego», su protección integral deja poco espacio para la falla del dispositivo.

Los sensores múltiples se usan más comúnmente para detectar calor y humo simultáneamente, y algunos ahora optan por ofrecer una capa adicional de protección a través de la detección de monóxido de carbono. Es esta característica la que ayuda a reducir aún más la posibilidad de falsas alarmas. El Building Research Establishment (BRE) y la Fire Industry Association (FIA) en su estudio «El rendimiento de los sensores múltiples en pruebas de incendios y falsas alarmas«, pudieron demostrar que los sensores múltiples avanzados, como el ACD-EN de Hochiki Europe, puede superar a los modelos más básicos para resistir falsas alarmas. Como las falsas alarmas le cuestan al contribuyente £ 1 mil millones por año, tomarse el tiempo para invertir en tales modelos inteligentes proporcionará beneficios a largo plazo para los gerentes de las instalaciones a través de la reducción de costos laborales y operativos.

Teniendo en cuenta lo anterior, garantizar una fiabilidad completa es esencial. Sin embargo, sin mantener los sensores múltiples en pruebas rigurosas y altos estándares, cualquier beneficio de la inversión podría perderse. Es por eso que se utilizan estándares EN / BS dedicados como punto de referencia para un rendimiento y confiabilidad adecuados en dispositivos de seguridad de vida europeos. Cuando se trata de sensores múltiples, el proceso de prueba y aprobación no es tan claro como con los detectores más tradicionales. Ha habido cierta confusión sobre qué aprobaciones son necesarias para que el dispositivo se clasifique como un verdadero multisensor. En consecuencia, esto deja algunos dispositivos con algunas pero no todas las aprobaciones correctas; Algo que los instaladores, especificadores y usuarios finales deben tener en cuenta.

Mantenerse al día con la innovación

BS 5839 Parte 1 2017 define un multisensor a través de su capacidad para detectar múltiples fenómenos. A pesar de esta clasificación clara, algunos dispositivos pueden recibir el mismo nivel de acreditación que un multisensor completo, a pesar de que no han sido probados por terceros para funcionar como tales. Por ejemplo, los sensores que solo están certificados oficialmente por su capacidad de detectar humo, pero se ofrecen para funcionar como un sensor que utiliza humo, calor e incluso detección de CO. Esta discrepancia en las pruebas de productos ha causado mucho debate en torno a lo que define un multisensor ‘verdadero’, lo que genera confusión sobre los productos en los que confiar y usar.

Un gran contribuyente a esta confusión se debe a que la certificación no se mantiene al día con los avances tecnológicos. Los estándares EN que pueden evaluar sensores múltiples en su totalidad solo han estado disponibles en los últimos años. Aunque las normas europeas EN54 29 (humo y calor), EN54-30 (CO y calor) y EN54-31 (humo, CO y calor) ahora están disponibles como pautas en las que los fabricantes pueden trabajar, estas pautas aún no se utilizan universalmente .

Para evitar probar sus productos con estos nuevos estándares, que probablemente conducirán a un rediseño completo del producto, los fabricantes a menudo tomarán la ruta fácil y probarán sus sensores múltiples contra criterios individuales, como EN54-7, que evalúa la capacidad de un dispositivo para detectar humo solo. Sin la ratificación del producto para garantizar un estándar universal para las pruebas con sensores múltiples, está claro que estos problemas no mejorarán.

A la luz de esto, los especificadores deben investigar y considerar cuidadosamente los productos que eligen para comprender completamente el nivel de protección que garantizan.

El asesino silencioso

Los fabricantes han estado incorporando la detección de monóxido de carbono (CO) en sus ofertas de sensores múltiples durante varios años, para proporcionar otra capa de protección contra falsas alarmas. A menudo, el CO se libera de los incendios latentes, particularmente de los muebles blandos, que pueden tenerse en cuenta en la decisión de incendio tomada por el sensor para discriminar aún más entre un incendio real y un evento transitorio. Por lo tanto, es esencial que los sensores múltiples obtengan la prueba correcta del elemento CO para evitar falsas alarmas. Desafortunadamente, es el caso de que hay varios sensores en el mercado que incorporan la detección de CO en su programación que todavía no ofrecen ninguna acreditación de terceros con respecto a la celda de detección de CO.

Al producir una solución para estos productos con baja certificación, el nuevo ACD-EN de Hochiki Europe es el multisensor direccionable más nuevo de la compañía con detección de CO. Esta innovación establece el punto de referencia para la certificación apropiada con 24 modos de operación aprobados por EN, es el multisensor de criterio triple más avanzado y acreditado que la compañía ha producido hasta la fecha. Diseñado para adaptarse y proteger una multitud de entornos, el ACD-EN tiene una gama de modos de operación, que incluyen combinaciones de detección de humo, detección de calor a temperatura fija, detección de calor con tasa de aumento y detección de CO; todo lo cual cumple con las normas EN.

En relación con el CO, el nuevo multisensor también puede advertir sobre la amenaza de toxicidad del CO, incluso en ausencia de fuego. Al entrar en contacto con el gas, las partículas de monóxido de carbono ingresarán al torrente sanguíneo y se adherirán a la hemoglobina, causando la producción de COHb (Carboxyhaemoglobin) que, al exponerse durante períodos prolongados de tiempo o en episodios repentinos, puede provocar intoxicación tóxica. El ACD-EN puede evitar que ocurran tales incidentes ya que su algoritmo monitorea niveles peligrosos en ambas situaciones.

Otra característica del ACD-EN es su algoritmo SMART («Tiempo de velocidad de movimiento adecuado»), una sofisticada mejora de software de sus sensores fotoeléctricos para reducir las falsas alarmas. El algoritmo monitorea la lectura del valor analógico de una serie de muestras múltiples del entorno y calcula un valor promedio. Este valor de ‘promedio móvil’ es memorizado por el sensor a lo largo del tiempo para determinar la lectura de referencia del entorno desde el día en que se instala el sensor. Si no se detecta actividad transitoria dentro de un período de tiempo establecido, el número de muestras utilizadas para calcular el promedio móvil se reduce, en efecto ajustando la sensibilidad del sensor a su entorno. Si el entorno permanece despejado durante otro período establecido, la cantidad de muestras utilizadas se reduce nuevamente.

Sin embargo, cualquier actividad transitoria hará que el sensor cambie automáticamente al número máximo de muestras, para determinar rápidamente si el transitorio es el inicio de un incendio real o una falsa alarma, como vapor, comida quemada o humo de cigarrillo. De esta manera, el sensor permanece tan sensible como debe ser, en función de su entorno. En caso de un incendio real, el algoritmo SMART se anula.

Un nuevo estándar de la industria.

El propósito de todos los dispositivos de seguridad de la vida es ofrecer una protección garantizada y a prueba de fallas, lo que significa que los especificadores hasta el cliente final deben asegurarse en su elección del producto. Sin embargo, con tanta incertidumbre en las pruebas con sensores múltiples, estos peligros continuarán creciendo a menos que se apliquen dichas regulaciones.

Si bien la ratificación de multisensores sigue sin parecer realista, la responsabilidad de la industria de la seguridad de la vida recae en las directrices universales y un enfoque más autorizado.

Para obtener más información sobre la nueva gama ACD-EN multisensor de Hochiki Europe, visite: www.hochikieurope.com/acd 

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>