5 tipos de sistemas de rociadores contra incendios

Los rociadores contra incendios son fundamentales en sistemas de protección modernos. Descubre los 5 tipos de sistemas de rociadores en Infoteknico.

Los rociadores contra incendios son un componente esencial de cualquier sistema moderno de protección contra incendios.

Estos dispositivos detectan el calor de un incendio y liberan agua para sofocar las llamas rápidamente.

Existen diversos tipos de rociadores diseñados para diferentes aplicaciones. Conozca los 5 principales para garantizar la máxima seguridad en su propiedad.

Rociador estándar

Los rociadores estándar, también conocidos como rociadores ordinarios, son los más comunes en edificios residenciales y comerciales. Se activan cuando el líquido en el bulbo de vidrio se expande por el calor y se rompe, liberando el agua.

Los rociadores estándar vienen en dos variedades:

Rociador de bulbo: son los más económicos y tienen un bulbo de vidrio como elemento sensor de calor. Se utilizan en áreas donde no hay riesgo de congelamiento.

Rociador de frasco: poseen un frasco de vidrio como sensor de calor y son adecuados donde las temperaturas pueden descender bajo cero.

Ambos tipos están disponibles con diferentes ratings de temperatura para activarse, típicamente 68 °C o 79 °C. Los rociadores estándar son ideales para dormitorios, salas, cocinas y la mayoría de las áreas de una vivienda u oficina.

Rociadores ocultos

Rociador Colgante Oculto
Rociador Colgante Oculto

Como su nombre lo indica, los rociadores ocultos están diseñados para camuflarse con el techo. Solo el deflector y la tapa decorativa son visibles. El cuerpo del rociador se instala detrás del cielo raso o pared.

Un rociador oculto ofrece protección contra incendios sin afectar la estética de la habitación. Son perfectos para áreas públicas como vestíbulos, pasillos y salas de conferencias. También se utilizan en suites y dormitorios para mantener un aspecto limpio y ordenado.

Rociadores de respuesta rápida

Los rociadores de respuesta rápida, conocidos como de rápida acción, se activan mucho más rápido que los del tipo estándar.

Utilizan un frasco de vidrio más sensible o un fusible metálico que no requiere calentarse tanto para romperse o fundirse.

Los rociadores de respuesta rápida reaccionan ante el calor en menos de 30 segundos. Esta velocidad permite controlar el incendio antes de que se propague. Son esenciales en áreas de alto riesgo como cuartos de computadoras, cuartos eléctricos y cocinas comerciales.

Rociadores secos

Los sistemas de sprinklers secos no contienen agua en las tuberías. En su lugar, las tuberías se llenan de aire comprimido. Cuando se activa un rociador, el aire abre una válvula que libera el agua solo hacia esa área.

La ventaja es que el agua no llega a otras zonas del edificio que no están en peligro. Así se evitan daños por agua innecesarios. Los rociadores secos son ideales para lugares donde el agua puede provocar daños costosos, como museos, centros de datos o almacenes de productos delicados.

Rociadores de espuma

En lugar de agua, las boquillas de espuma liberan una mezcla de agua y espuma concentrada. La espuma es mucho más efectiva que el agua para sofocar incendios de líquidos inflamables como gasolina, aceites y solventes.

Los aspersores para espuma son obligatorios por códigos de construcción en áreas de riesgo especial como cuartos de calderas, plantas químicas, hangares de aviones y garajes subterráneos. Una capa de espuma de apenas cuatro pulgadas puede controlar eficientemente un incendio en este tipo de lugares.

¿Qué tipo de rociador necesito?

La selección del rociador depende de factores como el riesgo de incendio, tipo de construcción, decoración interior y códigos locales. Un profesional de protección contra incendios puede evaluar su propiedad y recomendar el modelo y ubicación ideales.

Algunas pautas generales para seleccionarlos son:

  • Utilizar los tipo estándar en áreas comunes de viviendas y oficinas.
  • Instalar los del tipo ocultos o decorativos en áreas públicas y habitaciones amuebladas.
  • Usar dispositivos de respuesta rápida en cocinas y cuartos eléctricos.
  • Considerar un sistema de rociadores secos donde el agua pueda dañar contenidos valiosos.
  • Verificar que los rociadores en áreas de riesgo cumplan con regulaciones de la NFPA.

Los rociadores correctamente ubicados y mantenidos son la mejor protección contra la rápida propagación de incendios en edificios. Asegúrese de inspeccionar y probarlos periódicamente para garantizar que funcionen en caso de emergencia.

Claves para mantenerlos en óptimas condiciones

  • Inspeccionar visualmente por obstrucciones, corrosión o daños. Reemplazar inmediatamente aquellos defectuosos.
  • Verificar que la temperatura ambiente se mantenga siempre por encima de los 4°C para evitar congelamiento.
  • Comprobar que rociadores y cabezales no tengan pintura ni estén cubiertos por decoraciones u objetos.
  • Realizar pruebas de flujo de agua periódicamente según recomendaciones del fabricante.
  • Contratar un servicio profesional de mantenimiento anual .
  • Reparar fugas en el sistema inmediatamente para prevenir daños.
  • Reemplazar aquellos que tengan más de 50 años o después de activarse en un incendio.

Siguiendo estas recomendaciones, sus rociadores funcionarán perfectamente por muchos años, brindando tranquilidad frente a la amenaza de incendios.

Consulte con un profesional certificado para garantizar que tiene los dispositivos ideales para proteger su propiedad y a sus ocupantes. ¡La seguridad de su familia y negocio lo valen!

Preguntas frecuentes

¿Cada cuánto se deben reemplazar un rociador?

La vida útil de un rociador es de aproximadamente 50 años. También deben reemplazarse después de activarse en un incendio real.

¿Puedo pintar sobre los rociadores?

No. La pintura u otras decoraciones pueden obstruir el funcionamiento y retrasar o impedir la activación del rociador.

¿Los rociadores se activan solos?

No. Los rociadores están diseñados con márgenes seguros de temperatura. Solo se activan ante el calor sostenido de un incendio real.

¿Puedo limpiar el polvo de los rociadores con un trapo?

Sí, pero con cuidado de no dañarlos. Use un trapo suave humedecido y séquelos completamente. Evite limpiadores abrasivos.

Si se activa un rociador ¿Todos se activan?

No necesariamente. Los sistemas modernos están sectorizados para que solo liberen agua en el área directamente afectada por el incendio.

Comparte este Artículo:
Felipe Argüello
Felipe Argüello

Felipe Arguello es el fundador de Infoteknico. Es un reconocido ingeniero especializado en sistemas de seguridad electrónica con una trayectoria de más de 30 años. Con un enfoque multidisciplinario, respaldado por su educación en Ingeniería Civil, Ingeniería Eléctrica y Protección Contra Incendios, y con múltiples certificaciones profesionales, ha liderado la implementación de soluciones de seguridad integral de importantes corporaciones en más de 25 países de América y Europa.

Artículos: 1090

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *