Ciudades Inteligentes

5 tendencias en automóviles y vehículos autónomos

Automoviles inteligentes

Hace solo unos pocos años, la idea de que los automóviles se condujeran por nuestras calles parecía una loca fantasía de ciencia ficción. Sin embargo, los rápidos avances en el aprendizaje automático y la tecnología autónoma en los últimos años significan que ahora está cerca de convertirse en una realidad.

Todos los principales fabricantes de automóviles están invirtiendo fuertemente en tecnología de auto conducción, y 2018 vio muchos esquemas pilotos tomados en autopistas y carreteras de la ciudad. Para fines de 2019, es posible que no todos estemos conducidos por robots en la ciudad cuando nos sentamos atrás y nos pongamos al día con nuestros amigos de Facebook, pero ciertamente estaremos mucho más cerca de lo que somos hoy.

Aquí están cinco predicciones sobre cómo es probable que ocurra:

Niveles de progreso en automóviles autónomos

El progreso hacia automóviles totalmente autónomos se ha dividido en cinco etapas : desde el nivel uno, que se refiere a las funciones de asistencia al conductor comunes en muchos vehículos nuevos, hasta el nivel cinco, vehículos totalmente automáticos capaces de operar dentro o fuera de la carretera, sin La interacción humana requiere de todas maneras.

El nivel cinco de autonomía aún no existe, pero fabricantes como Honda, Renault, BMW y Toyota han dicho que esperan poner en producción autos totalmente autónomos para 2020, lo que significa que podríamos esperar ver pruebas y pilotos este año.

Por supuesto, las cosas no siempre salen según lo planeado: Tesla, por ejemplo, inicialmente dijo que esperaba que sus autos fueran completamente autónomos para 2017.

Pero con miles de millones de dólares invertidos en investigación y desarrollo por parte de algunos de los más expertos en tecnología del mundo, 2023 podría ser el año en que veamos que los primeros automóviles completamente autónomos comienzan a aparecer en nuestras calles.

Primer viaje totalmente autónomo de costa a costa

En 2015, un Audi SQ5 diseñado por Delphi realizó el viaje de 3400 millas desde San Francisco a Nueva York; sin embargo, un copiloto humano se hizo cargo de los controles en varias ocasiones, por razones de seguridad.

A fines de 2018, un ex-ingeniero de Google completó un viaje de costa a costa en un vehículo autónomo de nivel 2 aparentemente sin tomar control del vehículo; sin embargo, los autos en este nivel de automatización aún requieren que haya un humano disponible para tomar el control.

Y Tesla ha retrasado su propio intento varias veces después de declarar inicialmente que su tecnología era capaz de lograrlo en 2016, citando preocupaciones de seguridad.

El primer fabricante en completar un viaje sin asistencia sin duda ganaría elogios, y con la carrera para llevar estos vehículos a nuestras calles calentándose, ¿podría 2023 finalmente ser el año en que lo veamos?

El transporte autónomo se convierte en una realidad

Por supuesto, además de transportarnos, la conducción autónoma promete revolucionar la industria del transporte y la logística. Con la mayoría de su manejo en línea recta, relativamente fácil de navegar, las autopistas, camiones y vehículos pesados ​​son los principales candidatos para la automatización.

LEA TAMBIÉN:  11% de los espacios de estacionamiento ahora son inteligentes

Y, por supuesto, la seguridad es otra área que se beneficiará: los conductores de larga distancia están sujetos a estrictas regulaciones que rigen la cantidad de horas que pueden pasar al volante, debido a los peligros de la fatiga y la pérdida de concentración.

El próximo año verá el lanzamiento de los camiones semi-autónomos Arocs de Mercedes Benz, que se conducirán de manera efectiva en las autopistas, al tiempo que permitirán a los conductores intervenir y tomar el control en entornos urbanos, donde se necesita una conducción de mayor precisión.

El sistema Arocs está diseñado para ser utilizado por un convoy de camiones, con un vehículo pilotado por humanos que toma la delantera y vehículos autónomos que siguen su camino. Funcionará en viajes que involucran rutas predefinidas, por lo que la búsqueda de rutas se realiza manualmente, pero los sistemas de conducción autónomos son capaces de reconocer y evitar peligros en su camino, así como reaccionar ante el comportamiento inesperado de otros usuarios de la carretera.

Compartir el viaje autónomo 

Si está pensando que el futuro implica ser dueño de su propio automóvil, es posible que se esté perdiendo el punto. Según varios de los grandes jugadores en el juego de conducción autónoma, la idea es que ya no será necesario que la mayoría posea su propio auto.

Un automóvil es a menudo una de las compras más caras que realizará una familia o un individuo, y es un objeto que pasa el 90% de su tiempo sentado en un camino de entrada o en un estacionamiento que no se usa.

Especialmente para aquellos de nosotros que vivimos en áreas urbanas, compartir viajes puede ser el futuro del transporte; al menos, esa es la idea detrás de los proyectos autónomos en desarrollo por parte de varias de las principales compañías automotrices y tecnológicas de hoy.

El spin-off de Google, Waymo, lanzó su servicio de taxi autónomo de manera limitada en las calles de Phoenix, Arizona, y podemos esperar que se extienda a otras áreas. Se espera que otros, incluidos Ford, GM y Uber, presenten servicios similares en un futuro próximo.

Si todo va según lo planeado, 2023 podría ser el año en que pedimos un taxi, ¡y aparece un vehículo sin nadie sentado en el asiento del conductor!

Más tecnología autónoma en automóviles no autónomos

Si bien es posible que los autos autónomos no estén completamente listos para tomar el control total de sus predecesores manuales, es cierto que veremos gran parte de la tecnología que eventualmente permitirá que los autos se conduzcan por sí mismos, en más vehículos.

En particular, las características de asistencia al conductor, como las tecnologías de frenado automático, aceleración y cambio de carril, estarán cada vez más disponibles en los automóviles de todos los días.

Además, las características que aprovechan los avanzados sistemas de inteligencia artificial, como la realidad aumentada y los asistentes virtuales en el automóvil, que hacen posible la conducción autónoma, serán cada vez más comunes a lo largo de esta década.

Fuente de la Imágenes

  • Automoviles inteligentes: Nuro

Sobre el Autor

Felipe Argüello

Más de 30 años de experiencia en las áreas de Ingeniería, Consulta Técnica, Ventas Internacionales, Gestión y Posicionamiento estratégico de diversas líneas de productos de Alta Tecnología y Seguridad Electrónica.

Deja un comentario